Docencia: ¿En peligro de extinción o en necesidad de transformación?

Por: Bianca Negrón / Empresaria y Coach dirigida hacia el desarrollo y balance de la imagen personal, profesional y corporativa.

Te confieso que soy adicta a comprar “stickers’, libretas, marcadores, papel de colores…bueno todo lo que incentive la creatividad. Esta pasión viene a mí a muy temprana edad por la inspiración de tener a una madre que es maestra. Me crie en un ambiente educativo, por eso para mí era normal pasar veranos en una escuela y decorar el salón para el Back to School, como también apoyar en los preparativos de graduación y hacer las bolsitas de dulces para la fiesta de navidad. Mi madre fue maestra de kindergarten por más de 25 años (imagínate que fue mi maestra de kindergarten).

De esta manera es que creció en mi la vocación de la docencia, esa pasión por educar. Creo que muchos me entenderán cuando me refiero a que las escuelas se convirtieron en ese segundo hogar para mí, una zona segura que me traía muchos lindos recuerdos. Aunque me encanta la docencia, te cuento que esta no es mi área de estudio. Durante mi Maestría en Administración Pública, completé mis electivas en cómo crear escuelas pacíficas. El amor hacia esta vocación siempre ha estado en mi corazón. Mis experiencias en la docencia empezaron a temprana edad, ya para los 16 años trabajaba como tutora y líder de campamentos. Luego trabajé como ESL Aide en escuela elemental y maestra suplente en Florida. En Alaska trabajé como ESL Aide para Intermedia, maestra suplente para diferentes niveles, fui maestra de preescolar y profesora adjunta en Kodiak College ofreciendo el curso de español. En Puerto Rico ofrecí el curso de Inglés Conversacional para ICPR Junior College recinto de Bayamón y Hato Rey.

En el 2008, desarrollé mi primera empresa, Maestros X-press, donde me especialicé como reclutadora de personal educativo y consultoría en RH para colegios. Mi trabajo era uno muy  interesante y a veces estresante,  ya que pude ver que muchos maestros no sabían hacer un resumé y en muchos casos no sabían cómo “mercadearse” por medio de su CV o en una entrevista de empleo. Luego, con el pasar de los años, 2011, el reclutamiento se tornó más cuesta arriba, la paga del maestro no aumentaba, pero si sus responsabilidades y requerimientos. De esta manera el reclutamiento se convirtió más retante ya que día a día se iban más maestros de la isla (algo que sigue pasando en la actualidad y a mayor escala).

Todos sabemos que la profesión del maestro es una de salario emocional, pero esto no impide que tenga un salario justo con condiciones de trabajo que promuevan y faciliten su desarrollo profesional y ejecución diaria. Te confieso que hay algo que me tiene consternada, cada vez que trabajo con jóvenes o adultos en el desarrollo o planificación de su carrera, es muy rara la vez que me topo con alguien que quiere ser maestro.

En semanas recientes estuve trabajando con alrededor de 50 jóvenes, entre las edades de 14 a 18 y entre las profesiones seleccionadas y exploradas nadie escogió la docencia. Incluso muchos artículos sobre las carreras del futuro no tienen la docencia cómo una de las profesiones de más demanda. Aquí te comparto el artículo de Universia sobre las ocupaciones de más demandas en Puerto Rico para el 2024. Según el portal, El Confidencial, el maestro digital es una de las 10 profesiones que arrasarán en el 2020, lee más sobre este artículo aquí. El economista y escritor Eduardo Levy Yeyati recientemente expuso que la docencia es la carrera del futuro. ¿Sabes por qué? Dale un vistazo a su entrevista.

Con toda esta información, aún no me queda claro muchas cosas y me surgen preguntas, entre estas: ¿Qué va a pasar con la educación en nuestro país? ¿Donde están los maestros? ¿Tendremos que importarlos? (No me sorprendería ya que otros países lo están haciendo) ¿Dónde y quién está incentivando el estudiar pedagogía? ¿Que están haciendo las universidades? ¿Qué va a pasar?

¿Qué sucede con la profesión del maestro?

Cómo todo en la vida, hay una evolución, una transformación. No creo que la profesión de la docencia esté en peligro de extinción, sino al contrario, necesita una transformación. Para que esta transformación ocurra lo primero que se necesita hacer es un cambio de mentalidad.  Los maestros necesitan romper con muchas creencias limitantes, como “nadie nos entiende”, “la tienen en contra de nosotros”, “el sistema es así, no se puede cambiar”. Este tipo de mentalidad es la causa del porque muchas veces no se logra el cambio, mientras nos enfoquemos en todo lo que no funciona, todo lo que no tenemos, lo que está en contra de nosotros y/o lo que no me toca a mí, nos detiene de cualquier transformación.

En el siglo 21 necesitamos maestros que tengan la habilidad de romper con paradigmas, de crear nuevas opciones, de retar lo que ha sido tradición, incentivar la tecnología e incorporar nuevas metodologías en el salón.  Necesitamos una transformación en el currículo, diseñar clases innovadoras que alimenten la creatividad y generen emociones. Nos urge tener más maestros con una visión del mundo, que tengan metas profesionales más allá de recibir un pago o cumplir con un plan de trabajo. Se requieren maestros con visión de futuro, que tengan la capacidad de comprender que los cambios más significativos se dan paso a paso, no de la noche a la mañana. Se urgen maestros con capacidad de retar lo conocido, de innovar y no aceptar lo tradicional, sino al contrario, generar espacios de exploración, crecimiento y transformación.

Conoce más de la transformación educativa de Finlandia en el documental Remarkable por Michael Moore

La docencia necesita un “rebranding” urgente y esto no es solo responsabilidad del maestro sino también de las universidades, el gobierno y agencias educativas del país. Es vital empezar a apoyar a los nuevos docentes a desarrollar una carrera no solo en la docencia, pero con otras especialidades ya que las profesiones del futuro nos lo están advirtiendo… se necesitarán docentes en áreas tecnológicas y con currículos enfocados más a la innovación, pero también hacia las emociones.

Algunos Consejos para los Maestros del Siglo 21:

  • Invierte en Certificaciones de Coaching, Neurociencias, Neurolingüística, Redes Sociales y Tecnología.
  • Si no eres bilingüe, te recomiendo tomar un curso de inglés (aumenta tu conocimiento en lo escrito y oral).
  • Completa una sub especialidad o toma cursos electivos en matemáticas, ciencias y/o inglés.
  • Crea un portafolio personal que contenga cartas de recomendación, certificados, proyectos completados, etc.
  • Crea un perfil en LinkedIn.
  • Cuida mucho tus redes sociales.
  • Incentiva el desarrollo de tu marca como maestro. Ten en mente tus fortalezas como debilidades. Desarrolla una visión de futuro, analiza que impacto deseas tener en tu escuela, con tus estudiantes e incluso en tu comunidad o país.
  • Siempre ten en mente el legado que deseas dejar como maestro.

“El cambio empieza en el individuo”, Carl Jung

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.